jueves, 2 de febrero de 2012

¡YA DEJENNOS EN PAZ!

Editorial de Carlos Víctor Morales. Ahora que según la ley hay que registrar o patentar los derechos de autor, me asalta una inquietud. ¿Quién puso en boga la palabra sufridores? No lo sé, ni tampoco desde cuando está vigente, pero quien la inventó fue un genio. Cae como anillo al dedo para identificar a aquellos que se amargan por todo. Que critican continuamente y sin motivo. Que todo lo ven mal y cuentan como aliado al negativismo. Cuanto sufridor hay en nuestro fútbol. Cualquier comentario o noticia es llevada al plano de la crítica ácida y hasta malintencionada. Antes, cuando Barcelona vivía sumido en la mediocridad que lo llevaron sus pésimos directivos, nadie decía nada, tan solo tenues puntos de vista o superficiales cuestionamientos, cuyos vacíos los tornaban intrascendentes. Ahora que hay vientos de cambio y todo apunta a mejorar, resulta que aparecen voces que todo lo ven mal. Critican a Zubeldía porque expone criterios estrictamente futbolísticos. Se burlan porque Oyola le mandó al presidente Correa una camiseta de Barcelona firmada por él. Anticipan alevosamente que le debe negar la naturalización. Ironizan por el estadio lleno de la Noche Amarilla. Satanizan el pago a Mike Rodríguez e inventan un ambiente hostil. Todo negativo, nada les calza. Da la impresión que la fuerza mediática que genera Barcelona los pone mal y apuntan los cañones a dar palo porque esa es la consigna. Destilar bilis causa daño, pero eso es irrelevante para el sufridor. Para este lo único que cuenta es pegarle a todo lo que refleje amarillo. ¡Paren de sufrir! Los demás también existen.

Fuente: Diario Super

No hay comentarios.:

Publicar un comentario